13 diciembre, 2019

Justicia dictó 120 días de prisión domiciliaria para seis detenidos por destrozos en Kibón


La fiscal de Flagrancia Adriana Edelman pidió imputarle a seis de los 17 detenidos por los destrozos en la zona de Pocitos Nuevo el delito de violencia privada. Se dispuso, como medida cautelar, la prisión domiciliaria por 120 días y las 24 horas. 

En la audiencia de formalización que se realizó en la tarde de este lunes, la fiscal planteó que otras siete personas fueron liberadas por no encontrar elementos que las vinculen con los delitos aunque siguen siendo indagadas.

El delito de violencia privada está comprendido en el artículo 288 del Código Penal y castiga a quien usa violencia o amenazas para obligar a alguno a hacer, tolerar o dejar de hacer alguna cosa, y tiene penas de tres meses de prisión a tres años de penitenciaría.

Los restantes mayores detenidos habían sido liberados anteriormente, y también había más de diez menores de edad bajo indagatoria de la justicia de Adolescentes. Esta lunes de tarde permanecían dos detenidos.}

Fuentes del caso informaron que la principal hipótesis es que detrás de los desmanes existe un enfrentamiento entre bandas que frecuentan el barrio. Según supo El Observador, entre los detenidos hay personas de distintos barrios aunque ninguno vive en Pocitos Nuevo. Por ello, la Fiscalía entiende que se trata de conflictos menores entre “banditas juveniles” que derivan en ataques a la propiedad privada. De hecho, entre los detenidos hubo algunos que fueron rapiñados esa misma noche, contaron las fuentes, que analizan peleas previas entre los bandos para determinar el origen de los repetidos enfrentamientos. 

También se investigan mensajes en redes sociales en los que presuntamente había indicios de eventuales choques entre las bandas.

La Republicana llegó a la rambla de Kibón cerca de las 2 de la mañana pero los disturbios continuaron, tanto en la rambla como en las calles aledañas. Un vecino de la calle Marco Bruto dijo a El Observador que los mayores incidentes se registraron sobre las 03.30 horas. “Era una bandada de gente corriendo para todos lados, tirando piedras y todo lo que tenían a mano”, relató. “La policía venía corriéndolos, buscaba tranquilizarlos, pero ellos seguían. Se ponían más nerviosos, se paraban y los encaraban directamente”, añadió.

La Armada Nacional informó que un marinero de la Prefectura fue agredido mientras realizaba un operativo de rutina junto a la División de Tránsito de la Intendencia de Montevideo. Agregó que “un grupo no identificado de personas, ubicada sobre el cruce de rambla Presidente Charles de Gaulle y Buxareo, comenzó a tirar botellas y piedras” al personal de la Prefectura.

Además, un agente del grupo GEO terminó lastimado al caer sobre una fosa de garaje en uno de los edificios de Pocitos.



Source link

Facebook Comments

Deja un comentario