no hay “ninguna posibilidad” que el Estado asuma la deuda de Venezuela


Tras el tradicional almuerzo entre el equipo económico y dirigentes de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo este martes que no hay “ninguna posibilidad” que el Estado uruguayo se haga cargo de la deuda que mantiene Venezuela con Conaprole porque “no le corresponde” y  “el país está en una situación fiscal que se tiene que cuidar”.

Por su parte, el presidente de la ARU, Gabriel Capurro, apuntó que el “gobierno en su momento fue el que realizó la gestión y de alguna manera garantizó a los productores que ese negocio tenía respaldo de las autoridades y un fideicomiso que después no funcionó”.

“Se dijeron cosas que entendemos comprometen a las autoridades. El gobierno le dijo a los productores que era un  acuerdo entre gobierno y gobierno y que iban a cobrar”, reclamó Capurro.   

El país caribeño adeuda a la cooperativa de productores lecheros por el envío de leche en polvo alrededor de US$ 30 millones. Este lunes el presidente de Conaprole, Álvaro Ambrois, insistió en que la deuda está “documentada” y sugirió que el gobierno debería hacerse cargo de ese pasivo mientras se cobra para volcarlo a los productores lecheros.

Al ser consultado el canciller de la República, Rodolfo Nin Novoa, expresó que las gestiones en el tema avanzan y que el diálogo con Venezuela es permanente.  

 

 

En otro orden, Astori reivindicó las medidas anunciadas este lunes y las “líneas de políticas que se están llevando adelante”.

Astori señaló que se está en busca de un nivel de actividad mayor estimulando la inversión “incluyendo al sector agropecuario”. Como objetivo, aclaró, el gobierno pretende con un aumento en la actividad económica también provocar un “mayor nivel de ingresos públicos” para consolidar una “trayectoria fiscal adecuada como es la que se pretende para Uruguay”.

A su vez, el jerarca destacó que las medidas comunicadas este lunes apuntan “directamente a mejorar la calidad de la producción, la productividad y mejorar la eficiencia”, de manera de traducirlo en mejora de resultados y la competitividad, uno de los mayores reclamos del sector agropecuario desde hace un buen tiempo.

Astori recordó la propuesta de reducir en 2% los costos de importación del azúcar industrial y la exoneración a todo tributo de importación de insumos, partes o piezas para producir maquinaria agrícola.

En el primer caso el ministro argumentó que se busca bajar los costos “a toda la industria de la alimentación que utiliza ese insumo” y en el segundo la medida equivale a una reducción de costos de entre 18% y 25% para la producción de maquinaria agrícola en el país.

Capurro, en tanto, valoró que las medidas de este lunes para el sector agropecuario son “pocas”, porque si bien algunas como la de la maquinaria agrícola son “positivas”, para los problemas de “competitividad son poco relevantes”.  

 

 

“El ministro de Economía tiene una visión bastante optimista del futuro. Nosotros somos optimistas por naturaleza, pero entendemos que hay que ayudarlo a ese futuro y Uruguay tiene muchas cosas por hacer para mejorar su competitividad, que no es solo tipo de cambio como se ha dicho”, argumentó.

Capurro reconoció que el sector arrocero y el lechero han recibido beneficios, pero que cuando se analiza la incidencia de los mismos en los costos de esos sectores “realmente no cambian la situación”.

“La prueba es que un sector muy dinámico como el arrocero va a plantar la menor superficie en 25 años”, justificó, y agregó que varios sectores están teniendo problemas, incluida la agricultura.

Errores cometidos y descontentos

Sobre la realidad económica, Astori dijo que Uruguay tiene “una buena presión tributaria aunque pueda haber sectores de la población que no están de acuerdo”.

“Es adecuada a las necesidades del país, pero al mismo tiempo está bien distribuida, lo que importa mucho. Hemos dado predominancia a los sectores más humildes y aumentado un poco la carga a los sectores más acomodados de la población”, explicó.

Sin embargo, aclaró que puede haber descontentos con el gobierno “por algunos errores cometidos” y “conductas que implicaron juicios críticos de parte de sectores de la ciudadanía”.

“Los 15 años de gobierno del Frente Amplio cambiaron al Uruguay y para mejor, pero eso no significa no se hayan cometido errores”, puntualizó.

 

Sector arrocero

Sobre el arroz, el ministro destacó que discrepaba con la posición de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) sobre las medidas que ha llevado adelante el gobierno. “Es un sector que ha tenido dificultades sin duda. Aunque  tiene una altísima productividad  ha tenido problemas con los precios internaciones. Sin embargo, fue uno de los sectores a los que se la ha prestado mayor atención por parte de la política económica y que ha recibido apoyos importantes como subsidio a la tarifa eléctrica y medidas financieras que han permitido pasar de una zafra a otra sin tener que abandonar la producción”, comentó.  

 

 

 

 

 

 





Source link

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion