13 diciembre, 2019

Pablo Cayota renunció al Ineed y señaló “riesgos” de perder la “autonomía e independencia”


El pasado viernes, el integrante de la comisión directiva del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed) Pablo Cayota presentó su carta de renuncia a su cargo luego de varias “tensiones, encontronazos y sacrificios” dentro del instituto por la publicación de los informes evaluativos y que “terminaron generando un riesgo inminente en la autonomía y la independencia técnica”.

En su carta de renuncia, a la que accedió Montevideo Portal, Cayota esgrime que no está dispuesto a “legitimar” un “estilo de conducción” que se viene desplegando desde la directiva en mayoría.

“Desde hace un tiempo, se ha producido una progresiva ruptura del equilibrio entre la función política y la función técnica dentro del Instituto, lo que conllevará inevitablemente a un debilitamiento de su autonomía e independencia, indispensables para cumplir a cabalidad su mandato legal”, expresó.

Cayota, que regresó de licencia el mismo viernes que renunció, explicó en la mañana de este lunes en No Toquen Nada, de Del Sol FM, que todos los informes del Ineed están “basados en evidencia”, pero que no por eso “exceptos de muchas tensiones”.

En ese sentido, comentó que, a pesar de que las tensiones no son nuevas, en el último tiempo hubo una “suma de decisiones” que tomó la comisión directiva en mayoría que están “poniendo en riesgo la capacidad del Ineed de funcionar de manera autónoma e independiente”.

Y ejemplificó con la manera en cómo la comisión directiva manejó el informe sobre el Estado de la Educación, que fue presentado a fines de julio a pesar de que varias versiones de prensa señalaron presiones para que dicho informe no se publicara, dada la proximidad con el ciclo electoral.

Cayota contó que en aquel momento el informe fue “duramente” criticado por parte de Wilson Netto, presidente del Codicen, y por algunos otros directivos del instituto. Eso generó una “situación de incomodidad”, explicó Cayota.

“Creo que la manera en cómo la directiva, en mayoría, tramitó ese informe generó divisiones en el equipo técnico. Creo que no se puede estar generando una influencia directriz sobre el informe de una manera tan pertinaz, tratando de influir en puntos, comas y capítulos, sin tomar en cuenta y sin respetar los que son los procesos técnicos”, sentenció.

A la renuncia de Cayota se suma la que se dará en las próximas horas de la directora ejecutiva, Gisselle Tur Porres, quien se convertirá en la tercera persona que ocupa ese cargo en renunciar. Antes lo habían hecho Mariano Palamidessi y Pedro Ravela, quien es quien “más sabe de evaluación educativa no solo en Uruguay sino en América Latina”.  

“La ida de todos estos directivos ha sido producto del sacrificio para el logro de ciertos informes con fidelidad a la evidencia. Hemos perdido a valiosos cuadros de evaluación y la salida de ellos han sido costos altísimos”, lamentó Cayota.

El ex directivo explicó que esas renuncias tienen que ver con una “mala gestión de los recursos humanos”.

“Evaluar políticas públicas no es una costumbre extendida. El Ineed fue una muy buena noticia. Ha hecho aportes valiosísimos”, dijo.

Otro episodio que suma a esas diferencias es la publicación del Informe Aristas, que debería haber sido divulgado a mediados de octubre, y que todavía no fue publicado.

“El informe Aristas, el grueso de sus conclusiones, fueron publicados en el informe del Estado de la educación, que habla de que el problema transversal de la educación, que es la inequidad”, sentenció. 

Montevideo Portal





Source link

Facebook Comments

Deja un comentario