Stand del INIA, con el foco en el valor del mejoramiento genético, recibió una doble distinción


El stand del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) fue premiado, por segundo año consecutivo, como el mejor de la Expo Prado 2019, en la categoría “Organismos”.

Además, recibió una mención especial por su propuesta didáctico-educativa.

Ambos reconocimientos fueron otorgados por un jurado y en el marco de las distinciones que otorga la Asociación Rural del Uruguay (ARU), organizadora de la 114ª Exposición Internacional de Ganadería.

 

 

 

El stand del INIA en la Expo Prado 2019

Emplazado frente al pabellón de bovinos de la Rural del Prado, el espacio del instituto en esta edición está dedicado al mejoramiento genético y se propone enseñar a escolares y público general en qué consiste esta disciplina, presentando su historia, las técnicas que se han desarrollado hasta el presente y los productos generados por los investigadores.

El jurado encargado de evaluar los stands estuvo integrado por las arquitectas Adriana Podestá y Mariella Quintana, y por el licenciado en Comunicación Santiago Lage, quienes distinguieron el espacio del INIA por su ubicación estratégica y por contar con una propuesta de líneas simples y presencia contundente, que invita a los presentes a descubrir el planteo e interiorizarse en la temática.

Los responsables de entregar el galardón fueron Gabriel Capurro y Rafael Ferber, presidente y director de exposiciones de la ARU, respectivamente.

“La idea comenzó a gestarse a fines de mayo e implicó el trabajo de muchos equipos y compañeros de INIA, que se propusieron contar una temática compleja en un lenguaje comprensible para escolares y público general”, explicó Alejandro Horack, especialista en imagen corporativa y comunicación institucional del instituto.

INIA también recibió una mención especial en la categoría “Propuestas didáctico-educativas”, por las características del espacio interior y los elementos que componen la iniciativa, que traslada a los visitantes a través de un recorrido didáctico, claro e ilustrativo.

 

 

“El mejoramiento genético está en el ADN del instituto. Desde las cinco estaciones experimentales recibimos aportes, información de valor y los distintos productos que se exhibieron en el stand, que fueron preparados con gran esfuerzo por los investigadores y sus equipos para que llegaran en condiciones para la ocasión”, enfatizó Horack.

Desde el hombre sedentario hasta la llegada del científico alemán Alberto Boerger al Uruguay –fundador de lo que hoy es INIA- en 1912, el público que se acerca al espacio puede conocer los principales hitos y personalidades que marcaron la evolución de esta práctica.

El recorrido también incluye explicaciones didácticas sobre las implicancias, características y ejemplos de las técnicas de mejoramiento existentes orientadas a la generación de especies más competitivas, productos más inocuos y una producción más sustentable.

Asimismo, se encuentran en exposición ejemplares de mandarinos, papas, boniatos y manzanos generados en los programas de Horticultura y Fruticultura; variedades de trigo y soja mejorados en el programa de Cultivos de Secano; los aportes del INIA a la mejora de las principales razas bovinas y ovinas, y los resultados alcanzados para el sector forestal.

 

 

 





Source link

Facebook Comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion